El español Carlos Sainz (Toro Rosso), que tuvo que parar su monoplaza media hora antes de acabar el segundo entrenamiento libre del Gran Premio de Abu Dabi, el último del Mundial de Fórmula Uno, manifestó en el circuito de Yas Marina que prefiere “no decir nada, porque esto empieza a ser desesperante”.
“Ya en los primeros libres hemos visto que el motor iba mal, que hemos tenido un problema electrónico; que probablemente podía pasar esto que ha pasado ahora. Así que prefiero no decir nada, porque esto empieza a ser desesperante”, comentó el debutante madrileño al canal de televisión Mega este viernes en la citada pista de los Emiratos Árabes Unidos.

“Tanto de refrigeración, como electrónicos, teníamos muchos problemas. He tenido que ir todos los primeros libres sin la mitad de potencia de la batería”, indicó Sainz, hijo del doble campeón mundial español de rallys de mismo nombre.

Antes de tener que bajarse del Toro Rosso, Sainz -ganador el año pasado de las ‘World Series’, categoría en la que batió numerosos récords, entre ellos el de victorias durante la misma temporada (siete)- había marcado un crono de 1:43.854, superior en segundo y ocho décimas al del alemán Nico Rosberg (Mercedes) y decimocuarto en la tabla de tiempos.

“Por lo tanto, ni los primeros libres han sido representativos, ni pudimos recoger información con miras al domingo en los segundos libres, porque era la única sesión que acababa de noche, en la que podíamos recabar información para la carrera; y no estábamos ahí afuera dando vueltas”, comentó Sainz este viernes en el circuito de Yas Marina.

“No ha sido un viernes sencillo, el día no ha ido como queríamos. Hemos tenido algunos problemas por la mañana, que no nos han permitido rodar tanto como hubiésemos querido”, indicó Sainz posteriormente, en declaraciones que difundió su escudería en Abu Dabi.

“Por lo tanto, los primeros libres no han sido muy representativos. Esta tarde todo iba bien, pero a falta de 45 minutos para terminar la sesión el motor se ha parado repentinamente”, comentó.

“No es una buena manera de empezar el último fin de semana de la temporada, pero por suerte hoy sólo es viernes y podemos trabajar para volver mañana más fuertes”, explicó Sainz este viernes en el circuito de Yas Marina. 

– Toda la información sobre Fórmula 1 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies