Peugeot volvió a brillar y copó el podio con Stephane Peterhansel, Carlos Sainz y Sebastien Loeb en la clasificación de la cuarta etapa del Dakar 2016, mientras que Joan Barreda cedió su triunfo en pista a su compañero de equipo Honda, el portugués Paulo Gonçalves, por una nueva sanción, durante la cuarta etapa del Dakar que inició la primera prueba maratón en territorio jujeño.

Peugeot sigue dominando la carrera tras sellar un podio completo con Stephane Peterhansel como ganador y Carlos Sainz segundo, apenas 11 segundos detrás. Con un quinto lugar en la clasificación general, Sainz logró una gran remontada después de sufrir un pinchazo en la rueda trasera izquierda al comienzo de la especial.

“Hemos ido bien y vamos a buen ritmo. Pinchar en el Dakar es algo relativamente normal, lo que no es normal es perder 14 minutos y medio con un problema en el motor que todavía no sabemos qué fue”, comentó Carlos Sainz tras dejar su Peugeot en el parque cerrado de Jujuy.

  
Por su parte, Sebastien Loeb finalizó tercero en la especial a 27 segundos y continúa como líder de la clasificación general que tiene a la marca francesa como amplio dominador.

“Ha sido bastante larga, pero menos intensa que las etapas anteriores. Ha habido muchos cambios de ritmo, así que no ha sido fácil permanecer concentrados. Nos hemos despistado a ratos y hemos dado uno o dos frenazos en seco en los cruces porque aunque Daniel lo estaba haciendo muy bien yo iba a tope”, reflexionó Loeb.

Peterhansel firmó su primer triunfo de etapa en esta edición con un tiempo de 3h24m42s, mientras que el defensor del título, el catarí Nasser Al Attiyah, fue cuarto con su Mini.

  
“Es una gran noticia. Este año traemos reglajes que funcionan mucho mejor en altitud, lo cual nos permite rodar mejor porque el coche está bien equilibrado. Es un gran día para mí pues es la primera especial que se lleva Peugeot en el Dakar”, comentó ‘Monsieur Dakar’.

Después de completar esta primera etapa maratón de 429 kilómetros por el territorio jujeño, los coches permanecerán en el parque cerrado para partir mañana hacia la ciudad boliviana de Uyuni.

Dakar 2016: recorrido y pilotos

Barreda, otra vez sancionado

En tanto, el portugués Paulo Gonçalves (Honda) se adjudicó la etapa de hoy y es el nuevo líder de la general de motos, después de que el español Joan Barreda (Honda), que marcó el mejor tiempo, fuese penalizado por exceso de velocidad.

  
Barreda fue sancionado con cinco minutos y esa sanción le retrasó a la cuarta posición de la etapa, sobre un recorrido cronometrado de 429 kilómetros.

“Pese a la sanción, fue un buen día porque la moto ha quedado entera. Al final hay que quedarse con la clasificación del día, que es un cuarto puesto y está muy bien”, dijo a Joan Barreda tras regresar al campamento.

“En el primero de los 30 radares que teníamos hoy saltó la alarma de exceso de velocidad. Estamos llevando un ritmo muy alto y veníamos de una zona muy rápida de más de 170 kilómetros por hora, y no llegué a bajar la velocidad”, reconoció.

Paulo Gonçalves pasó a ser el vencedor de la etapa y también el líder de la clasificación general, mientras que el portugués Ruben Faria (Husqvarna) fue segundo y el piloto argentino Kevin Benavides (Honda) terminó tercero, por delante del australiano Toby Price (KTM).

“Es una buena jornada. Era importante llegar con la moto en buen estado. Estoy contento por mí y por Honda”, reflexionó el portugués.

“Abría pista y es la primera vez que me toca en el Dakar. Estaba un poco nervioso, no quería cometer errores. He estado muy atento a la hoja de ruta. Creo que no me ha ido mal”, sostuvo el argentino Benavides.

Con estos resultados Gonçalves queda primero en la general con 2m17s de ventaja sobre Benavides y 3m03s sobre Barreda.
El susto de la jornada llegó con el accidente del francés Pierre Alexandre Renet (Husqvarna), que sufrió un traumatismo de cráneo con pérdida de conocimiento.

Laia Sanz (KTM) fue una de las pilotos que socorrió al francés, que fue trasladado en ambulancia a un hospital de la ciudad de Jujuy, donde fue estabilizado.

“Fue un momento difícil porque iba a 30 metros de Renet cuando lo he visto en el suelo. Tanto mi iri-track como el de él no respondían así que tuve que usar el móvil para pedir auxilio”.

La española no dudó ni un minuto en socorrer a su compañero a pesar de ceder 36 minutos: “Junto con David (Casteu) esperamos a que recuperase el conocimiento y luego esperé a que llegara la atención. Los kilómetros finales hasta la meta no fueron fáciles después de ese momento de tensión”, completó la catalana.

Entre los ‘quads’, el argentino Marcos Patronelli (Yamaha) se adjudicó su primera etapa en su año de regreso al Dakar con 16 segundos de ventaja por sobre el peruano Alexis Hernández (Yamaha).

El tercer lugar quedó para el chileno Ignacio Casale (Yamaha), a 25 segundos del vencedor, que le permite mantenerse como líder en la general.

Iveco gana en camiones 

Por último, entre los camiones, el holandés Gerard De Rooy (Iveco) se adjudicó la cuarta especial, mientras que en segundo lugar acabó su compatriota Pieter Versluis (Man) a 37 segundos, en un resultado que le permitió escalar al primer lugar de la general.

  

Hans Stacey (Man) arribó en tercer lugar en la especial de hoy y es el escolta de Versluis en la clasificación acumulada.
Tras estas cuatro etapas, el gran desafío de este jueves será la altitud y el frío en el camino hacia la ciudad boliviana de Uyuni. 

– Toda la información del Dakar

LA ETAPA DE MAÑANA

ETAPA 5 – 07/01/2016

SAN SALVADOR DE JUJUY (ARG) – UYUNI (BOL)

Total: 642 km / SS: 327 km

Mal de altura

Uno de los días más complicados del Dakar 2016, pero no solo porque empieza a haber zonas de fuera de pista y de navegación, sino porque la carrera entra en Bolivia y lo hace para subir al punto más alto de la historia del rally. En plena especial, los pilotos llegarán a una altitud de 4.600 m. con los consiguientes trastornos físicos y técnicos que puede conllevar. Todo eso además, en una etapa maratón en la que no han podido ser revisadas las motos por los mecánicos en Jujuy.

Diario de carrera HIMOINSA RACING TEAM

Gerard Farrés sabe muy bien lo que es el Rally Dakar y cada día lo demuestra. Sabe bien que la carrera es larga, que el secreto está en la consistencia, en no fallar y rodar siempre de menos a más. Así fue su trayectoria una vez más en la más larga de las especiales disputadas hasta el momento en este Dakar. Empezó conservador, pero poco a poco fue haciendo valer su fortaleza física y mental para terminar metiéndose una vez más entre los diez primeros. Su objetivo no declarado es estar en el top ten, luchando con los pilotos oficiales, y con el octavo puesto conseguido en San Salvador de Jujuy, empieza a mostrar sus credenciales: 

“Ha sido duro porque nada más salir llovía, luego ha parado, pero se me ha roto el trip y no podía navegar bien; al final se ha arreglado y he seguido a buen ritmo y controlando la distancia con los de delante. No podía dar demasiado gas porque tenía que conservar neumático para la etapa de mañana y no podía romper el mousse yendo demasiado rápido en las pistas. Como curiosidad, la altitud te altera el cuerpo y yo me he meado encima cuatro o cinco veces, así que no os acerquéis mucho a mí.”

   
Farrés se afianza además como el segundo mejor español por detrás del hasta ahora intratable Barreda. Pero no está solo el 23 rojo, el resto de escuadra del HIMOINSA Racing Team persiste en su empeño de terminar el rally y de hacerlo con un papel relevante. Así, el debutante Iván Cervantes volvió a rodar en el ritmo del grupo perseguidor de los líderes y con su puesto 23º en la etapa defiende su plaza entre los 20 mejores (ahora es 19º): “Hoy llego con mal cuerpo, porque aunque he rodado bien y me he defendido en una etapa con mucho calor y complicada, me he llevado dos buenos sustos, uno en un cambio de rasante que casi me estampo y el otro en una curva cerrada que no he leído bien en el road book y en la que me he salido recto. Pero lo peor ha sido al final, que hemos encontrado a Renet tendido en el suelo, Laia había parado y él estaba inconsciente, se ha hecho daño y esto te deja de muy mal rollo porque además le conozco bien”… 

Por su parte Antonio Gimeno sigue mostrándose robusto e incluso en esta ocasión mostró su fortaleza mejorando la posición de días anteriores; terminó 37º y sube al puesto 36º de la general. Un gran resultado si, además, tenemos en cuenta que fue protagonista de uno de los grandes sustos de la jornada, cuando se cruzaron en su camino dos burros cuando rodaba en tramo cronometrado a más de 140 km/h y los pudo esquivar sin mayor problema. 

Y la heroína del equipo, Rosa Romero, bien custodiada por Dani Oliveras, subió un nuevo escalón en la empinada escalera que lleva hacia Rosario.

No fue una etapa fácil, las condiciones empezaron a complicarse más de la cuenta. Durante la noche, pilotos y mecánicos que dormían en el bivouac pensaron que el diluvio universal había llegado y eso se dejó notar luego en la pista también. Pero no ha sido el único obstáculo en una de las primeras pruebas de fuego del rally, con cambios constantes de terreno y con una altitud media de 3.500 metros durante la especial. A eso hay que sumar que esta etapa es la primera del maratón, con lo cual los pilotos han tenido que parar antes de llegar para poner la moto a punto antes de dejarla en el parque cerrado.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies