Jorge Prado se encuentra plentamente preparado para enfrentarse a su primera temporada completa en el Mundial de Motocross dentro de la categoría MX2, donde ya debutó en 2016. El gallego acaba de terminar su entrenamiento en Riola Sardo (Cerdeña), sobre el circuito que acogerá el próximo domingo la primera gran cita de la temporada, la carrera inaugural del Internacional Italiano que marca la pretemporada mundial de motocross. Ha crecido unos centímetros y se le ve algo más corpulento, aunque su rostro todavía es el del joven adolescente y su risa la misma del niño que ha dejado boquiabiertos a los entendidos de este deporte durante los últimos años, el niño prodigio del motocross mundial.

Todavía tiene dieciséis años recién cumplidos, pero ya se enfrenta a uno de los momentos cruciales de su carrera deportiva. Integrado en la
estructura oficial del mejor equipo del Mundo (KTM-Red Bull) afronta su primera temporada completa en el Campeonato del Mundo de MX2 y lo hace
con la obsesión de llegar a la primera cita en Qatar (25 de febrero) en el mejor estado de forma posible: “Estoy contento con la pretemporada
que estamos haciendo. En Lanzarote estuvimos preparando el físico y después hemos estado entrenando moto más de un mes en Italia, en Red
Sand (Castellón) y en Cerdeña.”

Su debut en el Mundial, participando en las tres últimas pruebas del año 2016, dejó pinceladas brillantes como el podium de Assen después
de ganar la clasificatoria y liderar la segunda manga casi hasta el final, pero también advertía cierta desventaja física frente a pilotos más formados: “El objetivo este año es mejorar el físico, creo que estoy mucho más fuerte que en mi mejor momento del año pasado y eso me permite ir más rápido, pero todavía tenemos mucho que mejorar. Hemos hecho algo de gimnasio, mucha bici y natación. Estoy entrenando muy bien con mi entrenador Stefan Nausser y se está notando que mejoramos mucho más rápido.”

Sobre la moto, nadie duda de su talento, pero este es mucho más destacable sobre la arena que sobre terreno duro. También eso lo tiene en cuenta: “En la pista estamos entrenando mucho en terreno duro porque luego durante el año estoy en Bélgica y Holanda y entreno mucho en arena. En arena voy muy bien, creo que soy de los más rápidos y en duro soy rápido, pero no hay tanta diferencia como en arena.”

Jorge Prado Lleva dos semanas en Cerdeña concentrado con todo el equipo oficial KTM y antes estuvo en Red Sand y en Roma, con lo cual apenas ha pasado por su nueva casa en Lommel: “Sí, tenemos una casa algo mayor y más cómoda, pero todavía no puedo hacerme un pump track en el jardín (risas), también tengo nueva furgoneta cedida por Van den Boer Concept, así que ya no voy en ambulancia a entrenar, ja, ja, y ahora llegamos mucho más rápido.” Tampoco ha podido acudir demasiado al colegio durante estos días: “Es dificil compaginar los estudios, pero lo llevamos bastante
momento estoy sacando buenas notas. Ahora se nos puede complicar, pero voy a intentar seguir estudiando.”

PILOTO OFICIAL

Su primera temporada en el Mundial ha despertado mucha expectación y él es el primero que sabe que es un año importante: “Afronto el MX2 con
muchísimas ganas, dándolo todo en cada carrera, pero con mucha calma. Es un campeonato muy largo y va a ser importante ser regular, acabar todas
las mangas e intentar no lesionarse.”

-Pero ¿te habrás marcado algún objetivo?

-“Mi objetivo es acabar en el Top 5 y sinceramente lo veo posible, porque ya acabé tercero en Assen y porque soy un chulo…es broma ¡eh! Este año es un campeonato más abierto porque el 84 (Herlings) pasa a MX1 y todos los pilotos están entrenando a tope para intentar coger su sitio; creo
que el nivel medio va a subir bastante y va a ser muy complicado estar siempre delante, pero confío en hacer buenas salidas y en estar bien
físicamente.”

También es la primera vez que está plenamente integrado en la estructura
oficial del KTM Factory Racing, ¿cambia mucho eso de ser oficial?

-“Sí que tengo mucha más atención que años atrás, tengo más apoyo, estoy muy arropado y la moto es de fábrica y te da más confianza, porque con
una moto standard como la del año pasado era muy difícil enfrentarte a los oficiales del mundial. Con la moto de este año puedo bajar cinco
segundos por vuelta, ja, ja (vuelve a bromear)”.

Molesto por la ausencia del Gran Premio de España en el calendario del Campeonato del Mundo, le hubiera gustado poder correr en Red Sand “The First Race” que el temporal forzó a cancelar:

“Me hubiera encantado correr esa carrera, he estado una semana entrenando allí, el circuito es grande y con buenos saltos, como una pista del Mundial. Trabajan muy bien el terreno y encuentras condiciones similares a las de muchos grandes premios. Además tienen varios circuitos, de distintos niveles y aunque parezca mentira por lo que ha pasado la semana pasada, siempre hace muy buen tiempo.”

Y ¿qué hay del sueño americano?

“No lo sé, ahora vamos día a día y año a año, así que hasta que no pase este año no sabremos cuál es el futuro. Para correr supercross tienes
que entrenarlo muchísimo, hacer una muy buena pretemporada y hoy por hoy eso es difícil. Ahora mismo estoy centrado en el Mundial y en mi
temporada y si voy a USA será para hacerlo bien, siendo ya Campeón del Mundo o teniendo un nivel bueno y preparándome específicamente para
correr allí”.

¿Tan distinto es?

“Sí mucho más de lo que parece. Cuando los Europeos van a USA no lo hacen bien y cuando los americanos vienen a Europa tampoco son tan
rápidos. Cada sitio tiene unos circuitos y un deporte distinto y tienes que prepararte específicamente para eso. Es difícil comparar.”

Este año se instalará una malla metálica en la parrilla de salida para que las motos tengan más tracción ¿has probado ya el sistema?

-“Ya hemos entrenado con la malla metálica y es bastante distinto, cambia mucho el tacto, sales más rápido, pero se levanta la moto cuando
entras en la tierra, pero espero poder hacer buenos holeshot, de momento entrenando con mi compañero de equipo no me ha ido mal…” (otra carcajada).

Vive lejos de su país, no para de viajar, pero siempre está sonriendo:

“No me canso de viajar, aunque el año pasado en Estados Unidos tuve jet lag y lo pasé mal, este año será duro con tanto viaje, no paro en casa. Con
tanto tiempo fuera sigo echando de menos a amigos y familia.” Sin embargo siente el aliento de sus seguidores que son cientos de miles en las redes sociales, algo que le anima sin presión: “Nunca siento la presión, me encanta tener tantos seguidores y en las carreras me da un extra saber que tengo ese apoyo. Espero que esto ayude a que suba el nivel del motocross en España, veo muchos niños empezando pronto a correr y me gusta.”

El descanso ha terminado y Jorge tiene que volver a subir en su KTM para una nueva tanda de entrenamiento. Una KTM que vuelve a lucir su número
61: “Sí, con el 61 la moto va más rápida, tienes mejor estilo y te lleva al podio, como en Assen, je, je, además, en el 61 está incluido el 1.”

Jorge Prado, genio y figura…

 

Foto portada.: Martín Muñoz

Fotos texto: Ray Archer

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies