Alex Márquez se iba al suelo en la última vuelta cuando luchaba por la victoria con su propio compañero de equipo, el italiano Franco Morbidelli, pero afirmó que “hasta ese momento era una carrera perfecta, después de cambiar la moto un pelín tras los últimos libres”.


“La meta iba perfecta y es una pena, siento impotencia por el equipo, por perder todo el trabajo que habíamos hecho, y sólo queda pedir perdón”, manifestó Márquez quien lamentó salir de Argentina sin un solo punto después del gran trabajo hecho por todo el equipo”.
“Me siento impotente y aún no sé muy bien qué me ha pasado ya que después del primer susto que he tenido, justo antes de caerme, me ha tirado la moto un poquito hacia dentro e iba un poquito por lo sucio”, comentaba el español.
“Me ha avisado una vez y luego me ha tirado, ha sido extraño porque normalmente, cuando te avisa una vez, vas a mucha menos velocidad y no tienes ningún susto, pero esta vez han sido dos y el segundo ha sido insalvable”.
Alex Márquez afirmó que iba a por la victoria a pesar del error pues “sabía que en las dos curvas siguientes yo era más rápido y pensaba que sería mía; no hubiera sido fácil, pero eso es lo que ha pasado, que las ganas me han podido”.
“No me voy a desanimar pues ya en Moto3 me caí en la segunda carrera, en Texas, y luego gané el título”, comentó Márquez,  “son cosas que pasan en las carreras pero lo que está claro es que no se pueden cometer más errores”.
“Hay que terminar carreras ya que el plan inicial que teníamos no era éste, queríamos terminar las cinco primeras carreras y luego aprovechar en circuitos que me gustan más, pero aquí me sentía muy cómodo y lo he intentado”, lamentó Alex Márquez. 
– Toda la información de MotoGP

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

CERRAR