Pues no, tampoco ha sido en la víspera al día de maniobras de Austin. Mañana se arrancan los motores y raro será que se escuchen exclusivas (aunque de la huida de Vettel nos enteramos un sábado).

Fernando Alonso no ha contado nada nuevo en su primera aparición ante los micrófonos de la semana.

“Casi lo tiene hecho”,’ “sabe lo que quiere”, “su único objetivo ahora es luchar por el tercer puesto para Ferrari“, “tengo un proyecto ambicioso”… nada nuevo bajo el sol. La misma ambigüedad de los últimos meses.

En Marca dicen que el problema es el finiquito de 50 millones de euros, que no quiere pagar Ferrari, por los dos años de contrato que aún le quedan al español. También en Marca dicen que lo de McLaren-Honda esta hecho pero no firmado, a esperas de que Alonso tire la toalla y descarte seguir llamando al timbre de Mercedes. El “sí pero no” de toda la vida.

Pero todo eso lo dicen Marca. Mientras, de Alonso sólo nos llegan palabras tan ambiguas como vacías de información. O quizá somos nosotros, que tenemos tantas ganas de dar la noticia definitiva que leemos los espacios blancos entre líneas como le pasaba a Russell Crowe en sus paranoias en ‘Una mente maravillosa’. Llenos de códigos cifrados.

Así que nada, un día más que nos vamos a la cama con la única certeza de que mañana correrá vestido de rojo. Buenas noches amigos.

Te puede interesar:
Fernando Alonso correrá con su propio equipo de Formula 1 en 2015

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

CERRAR