El portugués Miguel Oliveira se subió en Phillip Island por primera vez a lo más alto del podio junto a su KTM al vencer hoy, domingo, el Gran Premio de Australia de Moto2.

Oliveira, que el año pasado no pudo disputar la carrera australiana por lesión pero había ganado el Gran Premio de Australia de Moto3 en 2015, dominó la carrera intermedia del mundial de motociclismo desde la primera hasta la última vuelta.

La segunda plaza fue para el también piloto de KTM, el surafricano Brad Binder, con el líder del mundial, el italiano Franco Morbidelli (Estrella Galicia 0’0 Kalex), tercero y a tiro de proclamarse campeón del mundo en Malasia, pues al concluir décimo su rival directo por el título, el suizo Thomas Luthi (Kalex), el transalpino tiene ahora una ventaja de 29 puntos en la clasificación provisional del mundial.

El portugués salió como un tiro nada más apagarse el semáforo rojo y tras su estela se colocó su compañero de equipo en KTM, el surafricano Brad Binder, que salía desde la segunda línea, cuarto puesto, mientras que el autor del mejor tiempo de entrenamientos se vio sobrepasado por los acontecimientos y en el primer parcial de carrera había caído hasta la octava posición.

Al término de la primera vuelta Pasini ya era sexto, pero justo quien marchaba por delante de él, el alemán Marcel Schrotter (Suter) se cayó en la segunda curva y el transalpino no pudo hacer nada por evitarlo con lo que ambos quedaron fuera de la prueba.

En cabeza, Oliveira marcó un fuerte ritmo y pronto rompió el grupo, que se quedó en un trío en el que estaba su compañero de equipo Binder y también el líder del mundial, el italiano Franco Morbidelli (Estrella Galicia 0’0 Kalex) y su compañero de equipo, Alex Márquez, tenía problemas que le hicieron salirse de pista y perder muchas posiciones en el grupo perseguidor, que encabezó el suizo Thomas Luthi (Kalex).

Luthi, que sufrió una fuerte caída en los últimos entrenamientos libres que obligó a sus mecánicos a trabajar a destajo para reparar la moto, se adelantó algo a ese grupo acompañado por el también español Xavier Vierge (Mistral 610).

Algo más atrás la carrera continuó perdiendo unidades, con la caída del español Jorge Navarro (Kalex), que no pudo regresar a la misma, mientras que Edgar Pons (Kalex) se vio penalizado con un paso por la calle de talleres al adelantarse al momento de la salida y ser penalizado por ello.

Morbidelli no dio la sensación de encontrarse cómodo con los dos pilotos de KTM, pues en su intento de superar a Binder y alcanzar a Oliveira cometió algún que otro error, en tanto que por detrás el helvético Luthi se fue acercando poco a poco y Alex Márquez recuperó posiciones en el grupo perseguidor, en el que era undécimo en el sexto giro.

Detrás del trío de cabeza, en el que consolidó su liderato Miguel Oliveira, el suizo Luthi se vio alcanzado nuevamente por Vierge y también por el japonés Takaaki Nakagami, que había destacado durante las sesiones de entrenamientos, además de otros siete pilotos, entre los que estaba Alex Márquez.

En el duodécimo giro Miguel Oliveira protagonizó una nueva vuelta rápida con la que consiguió abrir un hueco definitivo respecto a sus rivales, que se “enzarzaron” en su particular pelea por la segunda posición mientras él se marchó camino de su primera victoria en Moto2 y también la primera del fabricante austríaco en su primer año en la categoría intermedia del mundial de motociclismo.

La carrera quedó vista para sentencia antes incluso de cumplirse el ecuador de la misma, pero el ritmo impuesto por Miguel Oliveira no dejó lugar para la duda sobre el valor de su victoria, aunque tras él las cosas cambiaron considerablemente ya que el japonés Nakagami alcanzó a Binder y Morbidelli y los superó, pero en su ansia por intentar “pillar” al lusitano, se fue por los suelos en la penúltima vuelta.

Con Oliveira, Binder y Morbidelli en el podio, el mejor español fue Xavier Vierge, quinto, justo por delante de un Alex Márquez que logró remontar hasta la sexta plaza tras su error inicial, mientras que Axel Pons (Kalex) fue undécimo, Augusto Fernández (Speed Up), decimoséptimo, Isaac Viñales (Kalex), decimonoveno e Iker Lecuona (Kalex), vigésimo.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies