El italiano Lorenzo Baldasarri (Kalex) logró su primera victoria en grandes premios en el mejor escenario posible, la segunda carrera por tierras italianas, el Gran Premio de San Marino de Moto2 que se disputó en el circuito de Misano Adriático, aunque fue en detrimento del español Alex Rins (Kalex), líder de la prueba durante bastantes vueltas.

Rins, todo pundonor a pesar de las molestias que le genera el hombro izquierdo, peleó hasta la última vuelta por una victoria que le habría dado el liderato en la provisional del mundial al concluir el francés Johann Zarco (Kalex), primero, en la cuarta posición.
El francés continúa líder del mundial con apenas tres puntos de ventaja sobre el español, que llega ahora a la carrera de “su casa”, en Aragón, al ser la familia de Rins, natural de Valdealgorfa, localidad próxima a Alcañiz.
Zarco no se dejó sorprender en la salida y tiró en primera posición para estirar cuanto antes un grupo que ya perdió a dos pilotos en las primeras curvas, el español Axel Pons (Kalex) y el belga Xavier Simeon (Speed Up), que colisionaron entre ellos.
Poco después el suizo Thomas Luthi (Kalex) se salió de la pista y regresó perdiendo alguna posición para evitar la sanción y el español Julián Simón (Speed Up) también se iba por los suelos, aunque recuperó su moto e intentó continuar en carrera desde posiciones muy retrasadas, como también el italiano Mattia Pasini.
A tres vueltas del final “Julito” tuvo que tomar el camino de su taller sin posibilidad de concluir la carrera.
En cabeza, Johann Zarco intentó aguantar los ataques de los italianos Lorenzo Baldasarri (Kalex) y Franco Morbidelli (Estrella Galicia 0’0 Kalex), y el suizo Luthi, lucha que propició que Alex Rins (Kalex) también llegase hasta ellos y se pusiese tercero.
Una vuelta más tarde, en la quinta, Alex Rins ya era segundo tras Morbidelli, y Johann Zarco había caído hasta la sexta posición superado también por el británico Sam Lowes (Kalex).
En el sexto giro Alex Rins pasó ya líder de la carrera y con un fuerte ritmo, con vuelta rápida incluida (1:38.280), intentó romper definitivamente la carrera con todo a su favor, pues logró unos metros de ventaja sobre el quinteto perseguidor, en el que el hasta ahora líder del mundial, Johann Zarco, ocupaba la última posición, lo que matemáticamente le daba el liderato al español, aunque todavía con mucha prueba por delante.
Tres vueltas más tarde, en la novena, Alex Rins volvió a repetir vuelta rápida (1:37.892) y su ventaja respecto al sexteto perseguidor, pues se unió a ellos el japonés Takaaki Nakagami, ya era de casi dos segundos (1,75 segundos).
Rins manejó la competición con mucha solvencia y un ritmo que le permitió alejarse poco a poco de todos sus contendientes, entre los que quienes más aguantaron fueron Baldasarri y Morbidelli, ávidos por acabar en el podio del gran premio de la República de San Marino, la segunda carrera por tierras italianas.
Mientras, Johann Zarco, el líder del mundial al llegar a Misano Adriático, dio muestras de no estar en su mejor momento, además de no asumir absolutamente ningún riesgo al rodar casi todo el tiempo en la parte trasera del grupo, en el que los adelantamientos entre Sam Lowes, y Franco Morbidelli lo único que propiciaron es que tanto Alex Rins como Lorenzo Baldasarri consolidasen su primera y segunda plaza, respectivamente.
Los ataques de Sam Lowes resultaron auténticamente feroces, incluso con toques carenado contra carenado que produjeron momentos de tensión, hasta que en el decimotercer giro sus ímpetus acabaron por los suelos y sin opción de continuar ya que la moto quedó seriamente “tocada”.
Con el “panorama” mucho más despejado, Johann Zarco decidió pasar a la acción en el decimocuarto giro, en el que adelantó a Luthi y Morbidelli para iniciar la caza de los pilotos que marchaban por delante, Nakagami, Baldasarri y Rins, si bien los más de seis segundos que había por entonces se antojaban una diferencia demasiado grande como para poder neutralizarla en lo que quedaba de carrera.
Por delante quien parecía tener algunos problemas era Alex Rins, a quien se acercó Lorenzo Baldasarri, que llegó a estar a 1,7 segundos y en el decimoséptimo giro se colocó a escasamente cuatro décimas de segundo y tras algunos vaivenes, a cuatro vueltas de final el italiano estaba pegado al rebufo del español.
A dos vueltas del final Lorenzo Baldasarri superó a Alex Rins y comenzó a tapar todos los huecos pero el español intentó superar a su rival en la última vuelta, aunque éste supo cerrar muy bien todos los huecos y ralentizar el ritmo, lo que en un determinado momento hizo que el español lo tuviese que esquivar para no caer y ello le sacó de la pista, si bien pudo regresar sin problemas en la segunda plaza, por delante del japonés Takaaki Nakagami.
Alex Márquez (Estrella Galicia 0’0 Kalex) fue el segundo español de la categoría en la décima posición con Xavier Vierge (Tech3) también en los puntos, duodécimo, e Iker Lecuona (Kalex), vigésimo primero, después de sufrir una caída y regresar a la carrera.
No pudieron concluir la carrera por caída Edgar Pons (Kalex), Julián Simón (Speed Up), Axel Pons (Kalex) e Isaac Viñales (Tech 3), en su caso por problemas mecánicos. 

– Toda la información de MotoGP

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies