El español Marc Márquez (Repsol Honda RC 213 V) cumplió con los pronósticos que le daban favorito tanto en los entrenamientos como para la carrera de mañana, domingo, en el Gran Premio de Alemania de MotoGP que se disputará en el circuito de Sachsenring y marcó el mejor tiempo en la segunda clasificación mientras Jorge Lorenzo sumó su tercera caída del fin de semana.
No las tuvo todas consigo en ningún momento Jorge Lorenzo pues si ayer concluyó decimosexto la primera jornada hoy apenas mejoró una posición en los últimos libres, lo que le obligó a disputar la primera clasificación.

Los nervios y una falta total y absoluta de confianza en su moto hicieron que una vez más el quíntuple campeón mundial se fue por los suelos en el tercer parcial, aunque al menos consiguió su objetivo de entrar en la segunda clasificación, por detrás del italiano Danilo Petrucci (Ducati Desmosedici GP15).

Los problemas se le han acumulado a Lorenzo en este Gran Premio de Alemania, en el que no ha conseguido tener en ningún momento confianza con el tren delantero de su Yamaha YZR M 1 y con esos antecedentes y poca fe en sí mismo, se “plantó” en la segunda clasificación.

En ésta, aunque los hermanos Espargaró, Aleix (Suzuki GSX-RR) y Pol (Yamaha YZR M 1) fueron los primeros en encabezar la tabla de tiempos, en la tercera vuelta vieron como Héctor Barberá (Ducati Desmosedici GP14.2), que se pegó tras el rebufo de la Repsol Honda de Márquez, se puso líder de MotoGP, pero un giro más tarde el doble campeón del mundo de MotoGP en 2013 y 2014 se puso primero.

En esa misma vuelta, la cuarta, se fue por los suelos el italiano Andrea Iannone (Ducati Desmoseddici GP16), que se perfilaba como el gran rival de Marc Márquez para conseguir la mejor posición en la formación de salida, por lo que tuvo que regresar corriendo a su taller para intentar terminar los entrenamientos de clasificación con la segunda moto.

En pista, Marc Márquez era primero por delante de Héctor Barberá y del italiano Valentino Rossi (Yamaha YZR M 1), con Maverick Viñales (Suzki GSX-RR) en la cuarta plaza, después de recuperarse del esfuerzo realizado durante los cuartos y últimos entrenamientos libres, en los que su moto se paró, probablemente sin gasolina, y al piloto de Roses (Gerona), le tocó empujar la misma durante un buen trecho de subida, hasta que le ayudaron los comisarios de pista, primeros, y después los mecánicos de su equipo.

Y, como no hay dos sin tres, tal cual reza el refrán, lo que parecía que no iba a suceder sucedió, y Jorge Lorenzo, octavo en ese momento y undécimo al final de la segunda clasificación, se volvió a ir al suelo, en esta ocasión en la apurada de frenada de final de recta, aunque sin producirse daños físicos pero sí con un monumental “cabreo”.

Los entrenamientos se habían terminado para él mientras en pista entre Márquez, primero, y Rossi, tercero, apenas había 85 milésimas de segundo de distancia, pero en su última vuelta el piloto de Repsol Honda sentenció la clasificación al marcar un 1:21.160 con el que puso más de cuatro décimas de segundo sobre Barberá y cinco respecto al italiano.

En la segunda línea de la formación de salida concluyeron el italiano Danilo Petrucci y los españoles Pol Espargaró y Maverick Viñales, con Andrea Dovizioso (Ducati Desmosedici GP16), Aleix Espargaró y Andrea Iannone, en la siguiente.

El segundo piloto de la escuadra Repsol Honda, Dani Pedrosa, se tuvo que conformar con el décimo puesto, justo por delante de un desmoralizado Jorge Lorenzo y del colombiano Yonny Hernández. 

– Toda la información sobre MotoGP

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies