Contundente victoria del Campeón del Mundo en las dos mangas de MX2.

-El lucense: “Me sentí muy bien en la pista… Hemos entrenado muy duro 
para esto.”

Neuquen (Argentina).-Hace unos meses estrenamos nuestro primer título de campeón del mundo de motocross en la categoría de MX2. Con diecisiete 
años, el gallego Jorge Prado se hacía mayor de edad al conquistar la 
preciada corona. Después del invierno de celebraciones y trabajo, el 
piloto revelación del motocross mundial se enfrentaba a un nuevo reto, 
iniciar un Campeonato del Mundo como máximo favorito, como hombre a 
batir y con la placa roja en su moto. No ha quedado ni un resquicio para 
la duda, el chaval de Lugo está sobradamente preparado y no hay presión 
que pueda con él. En Argentina, en uno de sus circuitos preferidos, ante 
miles de aficionados “aliados” y con todos los rivales con su punto de 
mira enfocando al español, Jorge no falló y selló “un fin de semana 
perfecto” con doblete en las mangas, victoria en el gran premio y placa 
roja de líder desde el comienzo del año.

Tras la excelente pretemporada con su triple victoria en el 
Internazionali Italiano y las buenas sensaciones en los entrenamientos, 
todo hacía presagiar un buen comienzo de campeonato, pero el mundial es 
el mundial y una vez en el circuito argentino, Jorge tuvo que poner toda 
la carne en el asador para poder lograr sus objetivos. El sábado, en la 
clasificatoria lideró buena parte de la manga, pero al final se vio 
superado por el Danés Tomas Kjer Olsen, quien a todas luces se postula 
como el gran rival de Prado para el 2019. Pero nuestro representante 
estaba confiado en que todo iba a salir bien el domingo e incluso se 
permitió el lujo de ser el más rápido en el warm-up.

En la primera manga Jorge no pudo hacer el holeshot, pero arrancó muy 
bien y a mitad de vuelta ya había superado a su compañero de equipo Tom 
Vialle. A partir de entonces la manga fue un monólogo del español 
marcando vueltas rápidas y ampliando su ventaja sobre el resto: “He 
hecho una buena salida tras Tom y después le he pasado para encontrarme 
la pista limpia y poder rodar a mi ritmo, marcando unas buenas vueltas 
para lograr una buena distancia. Me he sentido muy bien en la pista”. 
Tras el lucense se desataba una bonita lucha por las siguientes 
posiciones, pero al final era Olsen quien en una buena remontada iba 
pasando a Watson, Evans, Vlaanderen y Jacobi para al final terminar 
segundo a 16 segundos de Prado.

La segunda manga arrancaba como a Jorge le gusta, con la especialidad de 
la casa, el holeshot que le colocaba en cabeza de carrera desde la 
primera curva. A partír de ahí, como un martillo percutor, con una 
concentración infalible, el campeón se dedicó a golpear el crono y no 
permitir que Thomas Kjer Olsen, que esta vez había salido bien, se 
pudiera hacer ilusiones. Jorge dominó de manera incontestable y selló 
así el fin de semana soñado para empezar la temporada. Subió al podio 
acompañado por el danés y por el australiano Evans y una vez allí 
escuchó su primer himno del año y saboreó el champagne, pero esta vez ya 
de forma legal (ha cumplido ya los 18).

En la categoría de MXGP, en ausencia del vigente campeón Jeffrey 
Herlings, convaleciente de una lesión, el dominio fue total por parte 
del italiano Antonio Cairoli, consumando así el primer doblete del año 
para el equipo Red Bull-KTM. En la primera manga el nueve veces campeón 
del Mundo dominó de principio a fin y en la segunda tuvo que remontar y 
pelear con Gajser y Fevbre para demostrar que sigue siendo el piloto más 
rápido y fino sobre la pista. Los otros dos españoles presentes en 
Argentina tuvieron un discreto comienzo de temporada, Iker Larrañaga 
tuvo que abandonar dolorido por una lesión y José Antonio Butrón solo 
pudo pellizcar cuatro puntos.

La segunda prueba del mundial será el 24 de marzo en Gran Bretaña. Allí 
comenzará la primera etapa europea del campeonato y lo hará con nuestro 
Jorge Prado como indiscutible líder y todos los puntos en juego en su 
bolsillo. Por eso el 61 salía así de contento de Argentina:  “Esta es 
una de mis carreras favoritas por el tipo de terreno y por el calor del 
público, pero es un circuito muy duro, en el que es muy difícil marcar 
diferencias. Salgo muy contento porque hemos entrenado muy duro este 
invierno buscando esto. La temporada es muy larga, pero hemos dado un 
primer paso.” Y tanto que lo ha dado.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies