Jimmie Johnson ganó la final de la Sprint Cup, el domingo ante una multitud que aborrataba el óvalo internacional de Homestead-Miami, y se coronó campeón por séptima vez de la máxima categoría de la NASCAR.


Con este triunfo, el piloto de Hendrick Motorsports consigue una hazaña que solo ha podido ser alcanzada por los legendarios pilotos Richard Petty y Dale Earnhardt.
Johnson se impuso sobre los otros tres finalistas Joey Logano, quien terminó cuarto; Kyle Bush, sexto; y Carl Edwards, quien abandonó.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

CERRAR