Casey Stoner no hizo más que aterrizar en Doha cuando recibió la noticia de que no podría hacer el test privado que tenía previsto.

Ducati quería llevar a cabo dos jornadas de test privados para que tanto Stoner como Michelle Pirro siguiesen trabajando en el desarrollo de la Desmosedici GP16. Sin embargo, se echaron mal las cuentas, y el reglamento les prohíbe ejecutar dichos test por un motivo muy básico, evitar que ningún equipo alquilara un circuito días antes de una carrera.

Según el reglamento deportivo : “los pilotos de pruebas pueden hacer test en cualquier momento, usando siempre la designación de neumáticos para entrenamientos. No se permiten test 14 días ante de la celebración de un Gran Premio en ese mismo circuito a menos que lo autorice Dirección de Carrera”.

El problema estuvo en que Ducati contó 14 días a partir de la fecha de la carrera de Losail, el 20 de marzo, y no a partir del jueves 17, que es cuando se realizan las verificaciones técnicas, que es cuando la GP Comission empieza a contar esas dos semanas de prohibición de test.

Finalmente, Stoner no podrá llevar a cabo el test que parece previsto en el mismo circuito para finales de marzo, una vez se celebre el Gran Premio de Qatar.

  • Toda la información de MotoGP

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies