Paulo Gonçalves (Honda) resiste el envite de Toby Price (KTM), que este viernes firmó su triplete de especiales en motos en la etapa 6 del Dakar 2016, mientras Stephane Peterhansel (Peugeot) pasó a liderar la clasificación general de autos al aprovechar una jornada complicada, con pinchazo incluido, de su compañero Sebastien Loeb, tras completarse la etapa más exigente y complicada de la actual edición del Dakar.

Como le ocurrió en las últimas dos etapas, el Peugeot 2008DKR de Carlos Sainz se quedó a un paso de la victoria al acabar apenas 17 segundos por detrás de su compañero Stephane Peterhansel, que se adjudicó la sexta etapa de esta octava edición sudamericana de la prueba.

  
El madrileño se mantuvo siempre entre los tres de cabeza, pero al final otra vez se le escapó su primera victoria parcial en este Dakar.

El tercer lugar le correspondió al saudí Yazeed Alrajhi (Toyota), a 7:19, mientras que Sebastien Loeb fue cuarto y perdió unos valiosos minutos al terminar a 8:15 minutos de Peterhansel, que trepó al liderato de la prueba con 27 segundos de margen.

El tercer lugar de la clasificación general es para Carlos Sainz, a 5:55 minutos de Peterhansel, teniendo en cuenta el minuto de penalización que acarrea por exceso de velocidad en un control.

De esta manera, Peugeot se luce en esta etapa de navegación y mantiene el dominio absoluto con tres triunfos de Loeb y dos de Peterhansel en las cinco etapas disputadas.
“Ha sido una especial muy larga y siempre cuesta mantener la concentración durante tanto tiempo, pero ha ido bien. Sin problemas de navegación, sin pinchazos. Qué más se puede pedir”, reflexionó el once veces campeón del Dakar tras sumar su triunfo número 67 en su extensa historia en esta prueba (34 en autos y 33 en motos).

“Hemos sufrido un pinchazo en el kilómetro 100, y después el acelerador se ha bloqueado con el gas a fondo. Hemos tenido que marchar con el cortocircuito y he pisado una roca, lo que nos ha obligado a cambiar una rueda también. Ha sido todo muy complicado, pero bueno, así son las cosas. Los tres Peugeot siguen por delante en la general y estamos dominando”, relató Loeb.

El quinto lugar de la etapa de este viernes correspondió al catarí Nasser Al Attiyah (Mini), cuarto en la general detrás de los tres Peugeot, a 15:19 minutos del nuevo líder.

  
En tanto, los Mini del español Nani Roma y del argentino Orlando Terranova fueron sexto y séptimo en la especial más larga de la carrera con 542 kilómetros.
“He pasado muy mala noche y apenas he podido dormir por la altura, aunque durante el día me he ido encontrando mejor y he podido hacer una muy buena etapa”, enfatizó Roma.

Gonçalves líder, Farrés héroe y Barreda KO

En motos, el australiano Toby Price (KTM) repitió triunfo en Uyuni y se queda apenas 35 segundos por detrás del portugués Paulo Gonçalves (Honda) en la clasificación general, que tuvo como noticia destacada el retraso del español Joan Barreda, que resignó todas sus posibilidades en la prueba.

  
Como sucedió el jueves en la llegada a Uyuni desde Jujuy, Toby Price exhibió su gran momento y se impuso con un tiempo de 5h.51:48, a 1:05 de su escolta, el austríaco Matthias Walkner (KTM) y a 1:12 del portugués Gonçalves.
“No ha sido un mal día. Estoy bastante contento. He ido todo el recorrido abriendo la pista y es una experiencia nueva para mí. Ha habido alguna trampa que otra para la navegación, pero he sabido salir airoso. Me he tomado mi tiempo con el ‘roadbook’ para no equivocarme. Va a ser una pugna muy ajustada hasta el final, y aún queda mucho para la meta”, expresó el vencedor Price.

“Ha sido una etapa muy larga. Me duele la cabeza. Ha sido difícil concentrarse con este dolor. He intentado hacerlo lo mejor posible y bueno, al final ha ido todo bien”, dijo un satisfecho Gonçalves.

“Al principio de la etapa, Meo y Svitko se han perdido y han vuelto hacia mí. Me ha tocado lidiar con su polvareda durante bastante tiempo hasta que han cometido un error de navegación. Entonces ya he podido rodar solo. Los 80 últimos kilómetros han sido bastante duros, tanto porque era una etapa larga como por la altitud, que pasa factura”, relató Walkner.

Uyuni volvió a transformarse en la cruz para Joan Barreda que, por una avería mecánico en su Honda, perdió más de dos horas en esta sexta etapa.

De esta manera, el piloto castellonense, que marchaba cuarto, despide sus aspiraciones de lograr por primera vez una corona del Dakar en su sexta participación.

Tras pasar quinto por el ‘way point 4’, el piloto de Torreblanca de 32 años sufrió un desperfecto en su moto que no logró subsanar hasta que su compañero italiano Paolo Ceci lo ayudó para que Barreda pueda continuar remolcado.

De esta manera la historia se repite en Uyuni, donde justamente el año pasado y luego de un comienzo alentador sufrió la rotura de su manillar en el camino de ida hacia la ciudad boliviana y un desperfecto en su máquina por la acumulación de sal en el regreso a Iquique que terminó con su arribo a meta acarreado por su ex compañero chileno Jeremías Israel.

Este será un duro golpe para Barreda, que llegó a esta edición con la esperanza de transformarse en el nuevo rey de las motos tras el retiro de Marc Coma y el segundo año de Cyril Despres en coches.
El palmarés del castellonense marcaba hasta hoy un séptimo puesto en 2014 como mejor actuación con Honda y un 17º lugar en la edición pasada, ambas con Honda.

En su debut con Asprilla había abandonado en 2011, mientras que con Husqvana había sido 11º en 2012 y 17º en 2013.

Esta exigente etapa del Dakar por el territorio boliviano alrededor del Salar de Uyuni volvió a estar teñida de solidaridad, cuando el español Gerard Farrés (KTM) detuvo su marcha para auxiliar al portugués Ruben Faría (Husqvarna), que sufrió una fractura de muñeca.
“He estado con él acompañando su dolor porque es feo cuando un compañero se hace daño, Y luego es muy difícil volver a la competencia durante una etapa como la de hoy que fue larga y muy dura”, enfatizó Farrés en su llegada al campamento en Uyuni.

“Por suerte pudimos activar el socorro y ha venido el helicóptero sanitario a su ayuda. Y luego es difícil retomar el ritmo de carrera y volver a la competencia. Pero no lo he dudado ni un minuto”, añadió el piloto del equipo Himoinsa.

Con respecto a la dureza de esta especial, el catalán nacido en Manresa expresó: “Se trató de una etapa larguísima de más de 500 kilómetros de especial con mucha navegación”.

La enfermería del campamento tuvo en esta jornada su día de actividad más intensa con los pilotos, ya que al accidente del portugués se sumaron los traslados en helicóptero sanitario de los chilenos Ignacio Casale (Yamaha-quad) con fractura de clavícula, Marco Reinike (KTM-motos), con fractura de muñeca, el francés Eric Croquelois (KTM-motos), con una lesión en su pierna izquierda y el peruano Enrique Umbert Okumura (Yamaha-quad) también con fractura de clavícula.
Además el italiano Alessandro Barbero (Husqvarna-motos) fue obligado a retornar al vivac luego de una caída al kilómetro 30 que le provocó lesiones musculares intensas, mientras que el francés
A este derrotero se suma el abandono del eslovaco Ivan Jakes (KTM-motos) por una lesión en la rodilla sufrida ayer.

Entre los quads, la noticia más importante fue el abandono de Ignacio Casale, ganador de la edición 2014.
Por su parte, los Patronelli recordaron viejos tiempos y firmaron el 1-2 para Yamaha en esta sexta etapa con triunfo de Marcos con 6m39s de ventaja sobre su hermano Alejandro, que invierte el orden en la clasificación general con 2m48s de diferencia.
El ruso Sergei Karyakin, que hoy fue cuarto detrás del sudafricano Brian Baragwanath, completa el podio de la general.

Lucha cerrada en camiones
Por último entre los camiones, el holandés Hans Stacey (Man) se adjudicó la etapa con un tiempo de 2h55m35s, apenas siete segundos por delante del Iveco de Gerard De Rooy, mientras que el también holandés Peter Versluis (Man) fue tercero apenas 1m15s detrás del vencedor.

Con estos resultados, los Man tomaron el liderato de la clasificación general con Stacey-Versluis, mientras que el argentino de Iveco, líder hasta hoy, fue octavo en la etapa de Uyuni y cayó al tercer lugar de la general.
El español mejor clasificado sigue siendo Pep Vila (Iveco), ahora en la posición 12 de la general.

ETAPA DE MAÑANA

ETAPA 7 – 09/01/2016

UYUNI (BOL) – SALTA (ARG)

Total: 793 km / SS: 353 km

Mitad de carrera

El Dakar 2016 regresa a Argentina tras su paso por Bolivia y lo hará con una larga etapa tanto para los corredores como para las asistencias. Casi ochocientos kilómetros con 353 de ellos cronometrados, para llegar a Salta, donde se cumple la mitad del rally y donde los pilotos llegarán con los pies mojados tras cruzar varios ríos. La caravana está deseando llegar para tomarse el domingo de merecido descanso antes de la semana decisiva.

Diario de carrera de HIMOINSA Racing Team

El Salar de Uyuni es uno de los paisajes más espectaculares del continente y es ya un símbolo de la dureza del Rally Dakar. La etapa reina, en cuanto a distancia, del Dakar 2016 sirvió para definir lo que es este rally y dejar ya importantes descartes en la clasificación como los de Barreda por avería y Jakes o Faria por lesión.

  
Tras la fuerte tormenta nocturna y un frío congelador en la salida los supervivientes del rally afrontaron la dura jornada ante los aplausos de una población boliviana que se volcó con la prueba (incluso el presidente Morales visitó el bivouac).

La larga etapa, que incluía dos repostajes e incluso obligaba a los pilotos a cambiar el road book a mitad de recorrido sirvió para refrendar la solidez del equipo conocido como “la Roja del Dakar”, el HIMOINSA Racing Team, cuyos componentes realizaron un papel importante.

Gerard Farrés que estaba muy contento antes de salir porque va cogiendo el ritmo y porque le gustan las etapas largas con dificultades, donde él se crece, hizo un gran etapa de menos a más hasta que el accidente del portugués Faria que iba delante suyo le obligó a parar y a mantenerse junto a él hasta que se puso en marcha el proceso de evacuación. Farrés perdió importantes minutos, que la organización le devolvió más adelante por FairPlay, lo que le ha permitido acabar el día noveno de la general. “Es duro ver que un compañero se hace daño. He visto que Rubén tenía mal la muñeca y me he quedado con él hasta que le han evacuado”, comentó.

Iván Cervantes, recuperado totalmente de la fuerte caída sufrida el día anterior y con su moto a punto tras el trabajo de los mecánicos del HIMOINSA Racing Team por la noche, cuajó una gran etapa de menos a más: “Ha sido un día duro, muy largo, con mucho calor y con diversidad de terreno, pero estoy muy contento porque he ido bien y sigo aquí, adaptándome al Dakar. Yo no vengo a por ningún resultado y voy etapa a etapa, así que de momento vamos bien; eso sí, ahora solo pienso en el domingo para poder descansar.”

Antonio Gimeno realizó en Uyuni su mejor etapa, rodando en todo momento entre los treinta primeros y haciendo valer su enorme sólidez y su inteligencia sobre la moto para evitar sustos innecesarios.

Dani Oliveras y Rosa Romero se mantienen frescos y van como un reloj aunque penalizados en las etapas de altura porque su moto corre menos y no pueden ni poner la sexta marcha. Aún así, en la etapa reina se crecieron y con la resistencia que les atenaza rodaban muchos puestos por delante de su situación en la general.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies