• Después de su lesión, el Campeón del Mundo regresa al campeonato con un doblete en Valkenswaard.
  • Fin de semana redondo del lucense, pole position, dos holeshots, vuelta rápida y doblete en las mangas.
  • Prado: “Hace cuatro días no sabía si podría correr, pero al final tenía muy buenas sensaciones en la pista”.
  • Reduce en ocho puntos la ventaja del danés Olsen (ahora son 36 puntos).

Valkenswaard (Holanda).- Jorge Prado ganó el Gran Premio de Holanda de
motocross. La noticia podría sonar normal porque es a lo que el lucense 
nos ha acostumbrado durante los últimos años. Pero su decimoséptima 
victoria en el mundial es mucho más que eso, ya que tras la lesión que 
le hizo perderse la última carrera, las dudas sobre su estado físico 
merodeaban en su entorno. El chaval supo espantar el fantasma con una 
maestría en la pista que le vuelve a situar como el gran favorito al 
título, aunque actualmente se encuentre cuarto a 36 puntos del primero.

Prado, que había ganado con contundencia la prueba inaugural del 
campeonato en Argentina, no pudo acudir a la segunda cita del Mundial 
debido a una inoportuna lesión. Una caída entrenando le provocó una 
dolencia en el hombro que le impedía entrenar y mucho menos correr. Por 
prudencia, los doctores le recomendaron reposo y Jorge se quedaba en 
casa dejando que el resto de pilotos pelearan por su placa roja en Gran 
Bretaña. Una semana después y tras varios días de descanso, el gallego 
se enfrentaba al difícil reto de volver y lo hacia con las lógicas dudas 
sobre su estado de salud.

En el equipo Red Bull-KTM plantearon el fin de semana con la necesaria 
psicología de un momento delicado. “Hay que ir paso a paso” era la 
premisa y así Jorge salió a los entrenamientos libres a probar cómo se 
encontraba, dio solo unas vueltas pero marcó el mejor crono; la historia 
se repetía en los cronometrados, el 61 fue el más rápido. Ya en la manga 
clasificatoria la duda era saber si el hombro aguantaría todas las 
vueltas, y bien que aguantó. Jorge salió primero y puso tierra de por 
medio para conseguir la pole position para las mangas del domingo. El 
lucense, tras un último reconocimiento médico, podía dormir tranquilo 
porque tanto la pista como los doctores habían dictado a su favor.

La clasificatoria fue un ensayo general de lo que iba a ser la primera 
manga. Jorge arrancó como solo él sabe, marcó el holeshot y lideró todas 
las vueltas hasta la bandera a cuadros. Un dominio aplastante y 
contundente que servía para olvidar la lesión y empezar a reducir la 
desventaja de puntos que el danés Thomas Kjer Olsen había endosado en 
Matterley Basin. Prado parecía rodar en un circuito más fácil que el 
resto, se manejaba sobre la bacheada arena como si estuviera jugando y 
puso en fila al pelotón del mundial que, una vez más, se rendía ante su 
joven campeón. Lo único negativo de la manga era que Olsen terminaba 
segundo, con lo cual solo conseguía descontarle tres puntos: “Ha sido 
una manga con poco que contar, he salido muy bien, he cogido unos metros de ventaja y he rodado a mi ritmo sin excesivos problemas y 
encontrándome a gusto en la pista.”

El guión parecía estar calcado para la segunda manga. El holeshot volvía 
a ser para el joven español y el resto de candidatos al podio veían con 
impotencia como su estela se iba alejando vuelta a vuelta sobre la arena 
holandesa. El punto de emoción en esta ocasión lo puso el belga Jago 
Geerts, que en un sprint final de infarto le arrebató la segunda 
posición al danés Olsen sobre la misma línea de meta. De esta forma le 
restaba otros dos “puntitos” al líder del campeonato. Prado estaba 
eufórico tras el regreso a la pista y a lo más alto del podio: “Ha sido 
otro fin de semana perfecto, pero además volviendo después de la lesión. 
Hace cuatro días no sabía si podría correr, pero hemos ido poco a poco 
durante todo el fin de semana y al final me he terminado encontrando muy 
bien en la pista. He salido primero, he rodado a gusto y he recortado 
unos puntos importantes de cara al objetivo final de recuperar la placa 
roja…Vamos carrera a carrera. El fin de semana próximo, más.”

En la categoría de MXGP, el nueve veces campeón del mundo Antonio 
Cairoli aprovechaba la ausencia del actual campeón, Jeffrey Herlings 
para hacerse con la victoria en su propia casa. En la manga inicial, 
Cairoli supo esperar su momento y tras las caídas de Gajser y Anstie, 
dio el correspondiente puñetazo en la mesa. En la manga final, el 
italiano mandó de principio a fin por delante de Gajser y Van Horebeek.

Otros españoles estuvieron presentes en Valkenswaard. José Butrón 
consiguió cinco puntos en la segunda manga de MXGP y el joven Oriol 
Oliver terminó quinto en el Europeo de 125 c.c. Tras la pista arenosa de 
Holanda, a solo quince kilómetros de la casa de Prado en Lommel, el 
mundial se traslada a terreno duro, en Italia, donde Jorge está afincado 
con su equipo De Carli Racing. La cuarta carrera del campeonato será el 
próximo fin de semana en el circuito transalpino de Pietramurata, donde 
Jorge Prado consiguió su primer triunfo en un gran premio y volvió a 
subir a lo alto del cajón el año pasado. El gallego se postula para 
seguir recortando puntos a Olsen.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies