El francés Stephane Peterhansel (Peugeot) recuperó este miércoles el liderato de la competición de coches del Dakar 2016 tras la debacle de su compañero de equipo, el español Carlos Sainz, que sufrió una avería en la caja de cambios y perdió todas sus opciones .

Después de alcanzar la primera posición el martes, el Peugeot 2008 DKR del madrileño, de 53 años, se detuvo en el kilómetro 213 de la especial, a 31 de la meta.
De esta manera, igual que el año pasado en la ciudad chilena Antofagasta, el piloto español vivió su jornada más gris, ya que además de la avería se saltó un punto de paso, sufrió un pinchazo y quedó encallado en la arena.

Carlos Sainz y su copiloto Lucas Cruz tuvieron que esperar para poder ser remolcados y cruzaron por la meta cronometrada habiendo perdido seis horas con Peterhansel. Después, tuvieron que completar el tramo de enlace de casi 300 kilómetros hasta el momento vivac, donde las asistencias de Peugeot intentarán arreglar el coche para seguir en carrera aunque se hayan perdido todas las opciones de victoria final.

  
El francés Stephane Peterhansel, que ayer evitó una sanción por un supuesto repostaje ilegal, volvió a escalar al primer puesto con su tercer triunfo de etapa, con una ventaja de 5:40 minutos sobre Cyril Despres, también del equipo Peugeot.

“He asumido riesgos y conducido a tope. He atacado a fondo porque sabía que era hoy cuando debía hacerlo. La especial era complicadísima a nivel de navegación, fuera de pista, canales. Todas las complicaciones con las que uno se puede topar en un rally. Si bien la diferencia de una hora es importante, no hay que confiarse”, enfatizó ‘Monseiur Dakar’, que hoy sumó su triunfo de etapa número 35 en el Dakar en coches.

“No habíamos salido esta mañana para hacer esta actuación. Fiambalá siempre es complicado, ya he perdido un Dakar en esta zona y hoy no quería cometer errores”, dijo Despres a su llegada a La Rioja.

Descubre las últimas etapas del Dakar 2016 al detalle 

El tercer lugar de esta etapa, reducida a 244 de los 278 kilómetros totales por la crecida de un río, fue para el ruso Vladimir Vasilyev (Toyota), mientras que cuarto fue el español Nani Roma (Mini), a 14:33 minutos de Peterhansel, en lo que resultó su mejor actuación de la presente edición.

Por su parte, el catarí Nasser Al Attiyah (Mini) tuvo un retraso importante en esta etapa y terminó a 52:25 minutos del vencedor. ahora es segundo en la general, a una hora exacta de Peterhansel.

“Hemos dado una vuelta de campana al chocar con un talud cuando llevábamos 10 kilómetros de especial y hemos tenido que esperar bastante para darle la vuelta al coche. Hoy teníamos que correr riesgos, pero desde ese momento ha sido complicado, porque el coche no iba bien y estábamos obligados a terminar la etapa sin más contratiempos”, relató Al Attiyah.

La novedad de esta décima etapa fue la salida, denominada ‘Súper Fiambalá’, en la que se mezclaron las diez mejores motos y quads, los diez mejores coches y los cinco mejores camiones.

Esta situación derivó en una gran confusión de representantes de las cuatro categorías en busca de los puntos de paso, fundamentalmente en los primeros cien kilómetros de la especial.

Price sigue líder en motos 

Entre las motos, el eslovaco Stefan Svitko (KTM) recortó en 5:47 minutos la desventaja con respecto al líder, Toby Price (KTM), al imponerse en esta segunda etapa maratón del Dakar, aunque el australiano, que acabó tercero, se mantiene como líder en la clasificación general de motos.

  
El eslovaco sumó su primer triunfo de etapa en esta edición del Dakar, mientras que su escolta de este miércoles fue el argentino Kevin Benavides (Honda), segundo a 2:54 minutos.

“Ha sido una jornada importante. Al haber sufrido ayer la moto con el calor, no he querido apretarle mucho. También he tenido mucho cuidado con la navegación. Me han alcanzado dos pilotos, pero no puedo quejarme pues ha sido una buena etapa. Ahora puedo concentrarme un poco más en defender, ya no tengo necesidad de atacar, como lo hice ayer, para ganar tiempo”, sostuvo Price.

Tras esta jornada, y con tres etapas por delante para acabar la carrera, Price mantiene una diferencia de 23:12 minutos sobre Svitko y 34:15 sobre el portugués Paulo Gonçalves (Honda), que hoy arribó en el cuarto lugar.

La gran lucha es por la cuarta plaza de la general con tres aspirantes: el chileno Pablo Quintanilla (Husqvarna), el francés Antoine Meo (KTM) y el argentino Kevin Benavides (Honda).

“Ha sido una buena etapa. Me he caído pero por suerte ha sido una caída sin consecuencias. El recorrido era difícil, había mucha navegación y la crecida de los ríos por las lluvias planteaba muchas dificultades. También había mucho barro, algo infrecuente aquí. Las dunas estaban húmedas y muy blandas, así que visto lo visto estoy contento con cómo me ha ido la etapa”, afirmó Benavides.
“No ha sido un buen día. He intentado recuperar tiempo, pero cuando he llegado al avituallamiento de gasolina tenía la rueda trasera dañada. La he reparado de aquella manera y a partir de entonces me ha resultado imposible atacar”, dijo Quintanilla.

  
El mejor español de la carrera continúa siendo Gerard Farrés (Himoinsa-KTM), que hoy llegó a 26:46 minutos del vencedor de la jornada, para ocupar la novena plaza en la general.

Entre los quads, el vencedor de la etapa fue el sudafricano Brian Baragwanath, por delante de los hermanos Marcos y Alejandro Patronelli, los tres con Yamaha.
De esta manera, Marcos continúa como líder de la clasificación general con 1:32 minutos de ventaja sobre su hermano Alejandro, en esta edición que marca el regreso de los Patronelli a la competencia.

– Toda la información sobre el Dakar 2016

De Rooy amplía su ventaja 

En la categoría camiones, el holandés Pascal De Baar (Renault) sorprendió al quedarse con la etapa de hoy, por delante de su compatriota Gerard De Rooy (Iveco) y Airat Mardeev (Kamaz).

  
Tras diez etapas disputadas, el holandés De Rooy lidera la clasificación con más de una hora y quince minutos de ventaja sobre su escolta Mardeev; el argentino Federico Villagra (Iveco) se mantiene en la tercera colocación, a pesar de sufrir hoy un problema de refrigeración que lo retrasó a la novena plaza.
El español Pep Vila acabo decimo a 1h11m04s y consigue colocarse en la undécima posición de la general.

PRÓXIMA ETAPA

Etapa 11 – 14/01/2016

LA RIOJA (ARG) – SAN JUAN (ARG)

Total: 712 km / SS: 431 km

Cuidado con el fesh-fesh

Tras el infierno de Fiambalá, la carrera irá dejando poco a poco atrás la arena para meterse en zonas más rápidas pero no carentes de dificultades. En esta ocasión las piedras o el siempre traicionero fesh fesh pueden causar problemas a los que todavía estén luchando por arañar tiempo

Diario de carrera del HIMOINSA RACING TEAM

La incertidumbre también está casada con el Dakar, por lo menos en esta edición. Al sufrimiento de los pilotos que se enfrentan a la carrera más dura del mundo hay que añadir la permanente amenaza climática y la situación incierta en cuanto a recorridos y clasificaciones. La organización del rally se ha visto obligada a variar de alguna manera casi todas las etapas de este Dakar y eso ha creado cierto malestar entre los participantes, que según los casos son beneficiados o perjudicados.

  
Tras la criticada cancelación del último tramo de la novena etapa, por la noche el organizador decidió cambiar el criterio de clasificación, dando por válido ese sector para los que habían terminado y penalizando con el peor tiempo a los pilotos que fueron neutralizados. Una decisión que repescaba al portugués Goncalves, que ya había quedado prácticamente eliminado de la carrera. De esa forma, Farrés, el mejor español, arrancaba la etapa desde el puesto 8º de la general, aunque con menos desventaja frente a sus inmediatos antecesores.

Y por si no fuera suficiente, las tormentas llegaron una vez más y forzaron con la crecida de ríos a retrasar la salida en más de una hora y después a acortar los últimos 37 km de especial. Además, esta etapa añadía un nuevo componente estratégico porque las primeras motos se veían mezcladas con los primeros coches, un experimento que nadie sabía como iba a resultar. Los pilotos, agotados por la dureza de la prueba y con las motos maltrechas por no haber recibido asistencia durante la noche, añadían a su cargada mochila el malestar por tanta incertidumbre… C’est le Dakar.

En este orden de cosas los pilotos del HIMOINSA Racing Team corrieron una suerte desigual. Gerard Farrés no es piloto de buen arrancar, en todas las etapas su peor tramo es el primero y el mejor suele ser el último. Sin embargo, en esta etapa, la cosa se complicó sobremanera ya que el manresano, que salía en medio de un sandwich entre varios coches, cayó en las trampas de navegación y se dejó 19 minutos nada más empezar. A partir de ahí, Farreti rodó al ritmo del grupo de delante y fue recuperando posiciones, pero justo cuando mejor iba, la carrera volvió a ser acortada, perjudicando a su condición de infatigable “diesel”. De está forma Farrés sigue en el “top ten” y como mejor español, pero pierde dos posiciones a favor del americano Brabec y del repescado Goncalves, aun así, el piloto de HIMOINSA se mostraba satisfecho al llegar a meta después de todas las complicaciones.

“Ha sido una etapa muy complicada. Para empezar, nos vimos muy perjudicados por la salida en grupo con los coches y camiones por la gran cantidad de polvo que se levantó. Nada más salir vi el MINI de Nasser volcado y en el kilómetro 20 me encontré a Hirvonen de cara y los dos nos llevamos un buen susto, así que la navegación fue realmente difícil en ese primer tramo para todos. Después encontré a Meo y pudimos rodar juntos, pero entonces me di cuenta de que me había dejado atrás dos controles de paso y sabía que si no los recuperaba me podrían penalizar con dos horas en meta, así que tuve que dar la vuelta y volver a encontrar el camino correcto. Ahí fue donde me dejé los casi 20 minutos que he intentado ir remontando en el resto del recorrido sin poder permitirme ningún otro error, mientras la navegación seguía siendo un verdadero desafío. No obstante, estoy muy contento con el resultado teniendo en cuenta que hoy era un día en el que se podía haber perdido mucho más tiempo en la general”.

Iván Cervantes también sufrió ante una de las etapas que mayor dificultad pueden presentar para un debutante en el Dakar, cuando la navegación toma tanto protagonismo. En cualquier caso, logró cruzar la meta entre los 30 mejores pilotos del día. Por su parte, Antonio Gimeno sigue reclamando su papel como una de las revelaciones del Dakar 2016 y en su línea consistente se enfrentó a las duras dunas de Fiambalá con gran maestría, para seguir avanzando puestos en la general y tener a tiro el “top 20”. Gimeno fue ayer el tercer español, todo un mérito para un piloto no profesional, que trabaja a diario en una tienda de motos y aquí hace a la perfección el papel de guardaespaldas de Farrés y Cervantes.

Rosa Romero y Dani Oliveras volvían afrontar la etapa con cautela con el objetivo de  superar una compleja y larga jornada llena de trampas y que tendría su punto y final después de completar el largo enlace hasta La Rioja.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies