El español Carlos Sainz (Peugeot) aprovechó hoy la neutralización de la novena etapa para asumir el liderato de la general de coches del Dakar 2016 con una diferencia de 7:03 minutos sobre su compañero de equipo francés Stephane Peterhansel, que no fue sancionado por su supuesto repostaje ilegal del lunes.

El madrileño, de 53 años, se impuso en una etapa que fue neutralizada en el cuarto punto de paso, en el kilómetro 179 de la especial, con 10 segundos de ventaja sobre el holandés Erik van Loon (Mini) y 17 respecto al tercero, el finlandés Mikko Hirvonen (Mini).

“Hoy realmente fue una etapa típica del Dakar y mañana va a ser un día clave con la novedad de la partida para esta edición, porque vamos a abrir pista, no habrá motos delante ni huellas y la navegación será aún más importante. Yo confío mucho en Lucas Cruz (su copiloto)”, enfatizó el flamante líder de la general.

De esta manera, Sainz logró la vigésima novena victoria de etapa en la historia del rally y la segunda en esta edición tras la que consiguió en Salta.

El francés Stephane Peterhansel sufrió al menos tres pinchazos y un leve retraso al quedar encajado en la arena durante la jornada de hoy y fue séptimo, a 9:12 minutos del español, por detrás de su compañero de equipo y compatriota Cyril Despres.

“Después de una etapa tan exigente y con muchas complicaciones como la de hoy, mañana será una de las últimas oportunidades para poder recuperar la primera colocación si es que pretendemos ganar la prueba”, sostuvo Peterhansel.
Tras estos resultados, y la decisión de los comisarios, Sainz es líder, seguido por Peterhansel.

“La asistencia está autorizada en la neutralización para los pilotos que todavía siguen en competición. El lugar de la ruta donde se produjo el repostaje fue considerada un enlace entre dos puntos selectivos”, expresa un comunicado de los comisarios.

La tercera plaza en la general le corresponde al catarí Nasser Al Attiyah (Mini), a 14:38 minutos del español, tras su quinto puesto de este martes, por detrás del sudafricano Giniel De Villiers (Toyota).
  
“Estamos muy contentos con el rendimiento del auto, pero perdimos al menos seis minutos para cambiar dos neumáticos y para limpiar el radiador. Eso nos retrasó”, relató Al Attiyah.
Los Mini del argentino Orlando Terranova y del español Nani Roma tuvieron una aceptable etapa y finalizaron noveno y duodécimo, respectivamente.
“Esta carrera con dificultades es un verdadero Dakar y tuvimos un rendimiento aceptable”, sostuvo Terranova, mientras que Roma señaló: “Fue un día con mucho calor y complicado con la navegación”.

Así son las últimas etapas del Dakar 2016

Price no falla defendiendo el liderato 

Entre las motos, en una etapa complicada y con exigencia máxima por las dunas y el calor, el australiano Toby Price (KTM) sumó su quinto triunfo y aprovechó una avería en la Honda de Paulo Gonçalves para ampliar su ventaja.
  
La novena especial que dio inicio a la última maratón de esta edición fue neutralizada por la cantidad de motos atrapadas en la arena y las altas temperaturas, y podría resultar decisiva para encaminar al australiano hacia el triunfo.

Tras el australiano, con un tiempo de 02:24:19, el segundo lugar le correspondió al argentino Kevin Benavides (Honda) a 7:10, mientras que el tercero fue el eslovaco Stefan Svitko (KTM) a 10:33.

“La navegación ha ido hoy bien, aunque hemos cometido algún error buscando un punto de paso. Y la etapa tenía sus dificultades, pero al final el balance de la jornada es bueno. Hacía calor, pero estoy bien. ¡No me puedo quejar! Es una pena que se haya anulado la última parte de la especial. A algunos les vendrá bien”, dijo el australiano.

Finalmente, el punto de control número dos de la prueba, en el kilómetro 179, fue determinado como el final de la especial de hoy, a pesar de que 34 motos habían logrado sortear las dificultades y arribar a la meta.

Tras esta jornada intensa y complicada, Toby Price logró una diferencia de 24:27 minutos sobre su ahora escolta Stefan Svitko, mientras que el chileno Pablo Quintanilla (Husqvarna) asciende al tercer lugar a 32:14 del australiano.

“Hoy ha sido muy duro. Hacía muchísimo calor. La etapa tenía mucha navegación. Nos hemos encontrado con terrenos muy blandos, con arena y navegación. Pese a la dificultad de la etapa, me sentía bien. No he cometido errores. Eso es lo importante. Estoy cansado, por supuesto, pero todo va bien”, relató el chileno Quintanilla.

La cuarta plaza es para el argentino Kevin Benavides (Honda), por delante del francés Antoine Meo (KTM), el portugués Helder Rodrígues (Yamaha) y el español Gerard Farrés (KTM).

“Paolo Gonçalves tiene un agujero en su radiador por culpa de la rama de un árbol y ha intentado llegar así al CP2, pero creo que se le ha quemado el motor. Creo que a Toby le ha salido el día redondo. Estoy un poco decepcionado de que se haya anulado la última parte de la etapa, porque en la primera parte de navegación he golpeado un leño y me he caído. Después iba recuperando bien el tiempo perdido frente a Hélder, con un buen trabajo de navegación y estaba contento”, comentó Meo.

Las motos permanecerán esta noche en un campamento especial montado en Fiambalá, sin asistencia, para partir mañana hacia La Rioja en una etapa marcada por una novedosa partida denominada ‘Súper Fiambalá’.
Entre los quads, los argentinos volvieron a copar el podio, Pablo Copetti como ganador y los hermanos Patronelli detrás, con Alejandro en segundo lugar a 35 segundos y Marcos en tercero a 1:28 minutos.

Tras esta novena etapa, Marcos sigue como líder de la clasificación general, con una ventaja de 1:13 minutos sobre su hermano y 40:09 sobre el peruano Alexis Hernández.

De Rooy, más líder en camiones

En la categoría de camiones, el holandés Gerard De Rooy (Iveco) ratificó su liderato en la general con su tercer triunfo de etapa hoy, con 3:59 minutos de ventaja sobre su compañero de equipo y compatriota Ton van Genugten y 16:04 sobre el Kamaz del ruso Andrey Karginov.

  
Tras completarse esta etapa, De Rooy le saca 27:12 minutos al ruso Eduard Nikolaev (Kamaz) y 41:24 minutos al argentino Federico Villagra (Iveco), que hoy fue cuarto.

El español Pep Vila quedó atascado en la arena y tuvo que ser ayudado por otro participante y, cerca del final de la etapa, sufrió un pinchazo. En total, perdió 1h13m35s con respecto a su compañero de equipo y líder de la carrera, De Rooy.

Vila se coloca en la posición 13 de la general a 3h03m26s del Iveco de De Rooy. 

– Toda la información sobre el Dakar

PRÓXIMA ETAPA

ETAPA 10 – 13/01/2016

BELÉN (ARG) – LA RIOJA (ARG)

Total: 561 km / SS: 278 km

La temida Fiambalá

Con el agravante de tratarse de la segunda fase de la etapa maratón en la que los pilotos habrán tenido que repararse sus motos ellos mismos, llega una de las etapas más temidas del Dakar. Las dunas de Fiambalá pueden ser decisivas en el rally más duro del mundo. Una auténtica etapa dakariana.

Diario de carrera del HIMOINSA Racing Team

El espíritu del Dakar en la mente de cualquiera que haya seguido el rally en las últimas décadas es ese: grandes dunas de arena, mucho calor y pocas referencias por las que orientarse en la navegación. Eso fue lo que se encontraron los participantes de esta edición 2016 en su llegada a las temidas dunas de Fiambalá. Todo eso e incluso más, porque la carrera tuvo que ser neutralizada cuando la organización consideró que la situación empezaba a ser crítica para la seguridad de los pilotos que llegaron a protagonizar un “atasco” en las dunas con temperaturas de más de 48 grados. El caos llegó a ser preocupante y varios pilotos tuvieron que ser rescatados en helicóptero.

  
También es cierto que estas ocasiones son las que marcan las diferencias entre los expertos en el Dakar y los que sólo aspiran a acumular kilómetros. Buena muestra de ello son los nuevos descartes, con la avería de Goncalves o los minutos acumulados por Pedrero, Duclos, Viladoms o el propio Cervantes. Pero también las dificultades aupan a los más pillos y en ese río revuelto sacaron ganancía esos pilotos rápidos pero navegantes con experiencia en este tipo de etapas. El primero de ellos el australiano Price, que se consolida como líder, y entre los nuestros, el gran Gerard Farrés que cuajó otra gran actuación terminando octavo y ascendiendo una nueva posición en la general (ahora es séptimo).

Gerard estaba exhausto, pero contento: “Esta ha sido la etapa más difícil de este Dakar y una de las más duras que he vivido nunca. La arena estaba muy blanda y hacía mucho calor, pero he podido concluir toda la etapa y con un buen ritmo, aunque el final era infernal. Ahora veremos que pasa con las clasificaciones porque hemos sufrido mucho para llegar aquí tanto nosotros como nuestras motos y encima es etapa maratón.”

Otro de los españoles que supo hacer valer su fortaleza fue el madrileño Antonio Gimeno, el sólido piloto del HIMOINSA Racing Team que se destapó en la etapa y consiguió su mejor clasificación, terminando en el puesto 25º. Gimeno ha encontrado muy bien su sitio en la carrera y no ha fallado ni un solo día, aunque también lo pasó muy mal: “Iba muy bien al principio, pero he cometido un error de navegación y he perdido cuatro minutos. A partir de ahí he forzado demasiado y me he desgastado mucho; iba totalmente fundido cuando he llegado al CP2, con lo cual estoy contento con la cancelación y con mi resultado”.

Iván Cervantes volvió a sufrir en el terreno más temido por él, la navegación, pero se defendió muy bien: “Había hecho un buen comienzo de etapa y a mitad de carrera estaba ya en el puesto 14º, pero a veinte kilómetros del final me he quedado sin gasolina y gracias a que Viladoms ha parado y me ha dejado de la suya, he podido seguir. Hemos perdido muchos minutos en la operación porque además la moto de Jordi no arrancaba bien y hemos estado los dos intentándolo hasta que hemos podido seguir, pero cuando hemos llegado al CP 2 ya habían cortado la etapa”.

El tandem compuesto por Rosa Romero y Dani oliveras sufrió también las inclemencias del terreno y del calor y aunque tuvieron un arranque de etapa muy bueno, después se quedaron atrapados en el mar de dunas junto a otro medio centenar de pilotos, pero finalmente con sufrimiento y retraso llegaron al punto de control 2 en sus habituales posiciones. A ellos se les acumula el cansancio porque además en la jornada anterior llegaron muy tarde y apenas pudieron dormir unas horas.

Aunque los primeros pilotos habían conseguido llegar hasta la meta, la clasificación oficiosa en estos momentos es la del punto de control número 2, donde se ha neutralizado la prueba.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

CERRAR