Dicen aquello de que “el deber manda” y, cuando se habla de Ferrari y Fórmula 1, a los italianos no les queda otra que salir a ganar cada fin de semana, porque son Ferrari y están por encima del propio deporte en el que compiten… De ellos se espera que ganen cada carrera, vaya quien vaya dentro de los bolidos rojos… y así por los siglos de los siglos.

Lógicamente, ni en este ni en ningún otro deporte, se puede ganar siempre, pero eso no es excusa para la Scuderia, así que en Ferrari también se han visto obligados a desarrollar una gran habilidad propagandística. Aunque no puedas ganar, no dejes de prometer la victoria.

Todos los años presentan el coche definitivo, ese monoplaza que va a marcar la diferencia y que les volverá a hacer campeones. Pero lo cierto es que el año que viene se cumplirá una década del último título de Campeón del Mundo de pilotos. 10 años de sequía en los que hay un dato aplastante y que evidencia como ningún otro la inferioridad técnica del equipo italiano. Desde 2009 Ferrari ha sumado cinco poles repartidas de la siguiente manera: 2 en 2010 (Alonso), 2 en 2012 (Alonso) y 1 en 2015 (Vettel).

Es decir, Ferrari ha tenido el coche más rápido del fin de semana en 5 de las últimas 137 carreras (contando los 5 GP de esta temporada), que se han traducido en un total de 15 victorias desde 2009: 1 de Räikkönen en 2009, 5 de Alonso en 2010, 1 de Alonso 2011, 3 de Alonso en 2012, 2 de Alonso en 2013 y las 3 de Vettel en 2015. A lo que voy…

Ferrari está exactamente igual que cuando Alonso se marchó. Mercedes está tanto o más lejos de lo que estaba Red Bull en la era Alonso y a poco que hay otro equipo competitivo, como ocurría con McLaren en su momento (y con Red Bull este fin de semana), el primer piloto de Ferrari queda condenado a la quinta posición de la parrilla de salida, como le ha pasado a Vettel hoy en Montmelo y como tantas otras veces le pasó a Alonso vestido de rojo (alguno se acordará de aquello de ‘Fernando V’), de hecho y para ser precisos, 26 veces, la posición en la que en más ocasiones tomó la salida el asturiano siendo piloto de Ferrari.

En resumen, que por mucho humo que vendan desde Maranello, ya sea con sus novedades o sus fichajes, mientras no veamos a un piloto de Ferrari conseguir la pole con medio segundo de ventaja seguiremos estando ante el equipo con el que Alonso no pudo ser campeón y que ya veremos cuántos disgustos como el de hoy (“no me esperaba acabar tan lejos de los Mercedes“) se termina llevando Vettel.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies