El campeonato DTM encara su recta final con la penúltima prueba este próximo fin de semana en el circuito holandés de Zandvoort, que sustituye a la anunciada carrera en China que se pospone hasta el año próximo. Audi y Miguel Molina acuden muy esperanzados a este trazado, donde ambos han conseguido excelentes resultados en el pasado.

En 2013 el circuito holandés vio el segundo lugar del piloto de Audi Mike Rockenfeller, que le coronaba como campeón. En 2012 Audi ganó con triplete al colocar a Edoardo Mortara, Mike Rockenfeller y Mattias Ekström en el podium. Y en este mismo trazado, un año antes, Rockenfeller consiguió su primera victoria en el DTM.

En total, dos campeonatos, siete victorias, quince podios, siete pole positions y cinco vueltas rápidas conseguidas aquí hacen del circuito de la dunas uno de los favoritos de Audi Sport y de sus pilotos, que intentarán limar la estrecha ventaja de 18 puntos que les separa de BMW en la clasificación de constructores.

Es un trazado de curvas largas de apoyo, con la famosa “Tarzán” a final de recta, la chicane en bajada y la gran redonda de entrada a meta. Un circuito selectivo, donde la arena de las playas cercanas es un quebradero de cabeza por su influencia tanto en la regulación de los motores como en el trabajo de los neumáticos.

Para Miguel Molina Zandvoort es también un trazado de buenos recuerdos, especialmente por el magnífico quinto lugar conseguido el año de su debut, después de haberse clasificado en cuarta posición. Y además será su carrera número 50 en el DTM, todas ellas con Audi, desde 2010. Si este “cumpleaños” se celebra una carrera antes de cumplir la quinta temporada completa, es debido a que 2010 tuvo una carrera extra, celebrada en el circuito de Adria (Italia).

A lo largo de estas 50 carreras Miguel ha conseguido dos pole position, dos podiums (un segundo y un tercer lugar), tres vueltas rápidas y un total de 81 puntos. Miguel afronta esta carrera muy ilusionado y con grandes esperanzas: “es un circuito que tradicionalmente ha sido favorable a Audi y donde siempre hemos estado en lucha por la victoria. Es un trazado de la vieja escuela, por eso a todos los pilotos Audi, incluyéndome a mi, nos gusta mucho. Esta será mi carrera número 50 en el DTM y todas con Audi, así que en esta carrera aspiro a todo para conseguir un gran resultado y poder celebrarlo juntos”.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

CERRAR