James Bond es quizás una de las franquicias de películas más queridas y de más larga duración que existen. A medida que el mundo se mueve hacia un futuro eléctrico inevitable, es justo que nuestro querido Bond también lo haga.

Reportaje especial: los coches de James Bond

La próxima película, por ahora conocida como Bond 25 por ser el número de la entrega y sobre la que ya hay rumores que se podría titular ‘Shatterhand’, será dirigida por Cary Joji Fukunaga, quien se dice que es “un verdadero amante del la naturaleza”. También se ha dicho que los jefes del estudio están presionando para que el espía británico sea un poco más ecológico.

En una entrevista reciente, una fuente le dijo a The Sun que la decisión de darle a Bond un automóvil eléctrico en su película fue hecha por Fukunaga. Para los fanáticos de la franquicia, esto no debería ser una sorpresa, ya que los personajes como Q siempre vienen con nuevos gadgets. Un automóvil eléctrico es el próximo paso obvio a medida que la tecnología mejora.

Se dice que el coche que se usará será la edición limitada Aston Martin Rapide E, el primer vehículo eléctrico del fabricante. Se ha informado que solo se construirán 155 con un precio que rondará los 300.000 euros. En “Shatterhand”, se rumorea que el Rapide E juega un papel importante en una “secuencia de acción increíble”.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies